El Concorde

18 01 2010

Concorde, Air France

En mayo de 2003 y después de 27 años de historia el Concorde dejaba de volar. Coincidiendo con el centenario del vuelo inaugural de los hermanos Wreight, Air France puso fin a los vuelos del Concorde.

El supersónico avión  Concorde dejó de estar en servicio debido a que los vuelos eran caros y también el mantenimiento del avión. Además el 25 de julio del 2000 se produjo el primer y único accidente de un Concorde. Durante el despegue se le incendió un

Imagen del accidente

depósito del ala al pisar con una de las ruedas una chapa que había sobre la pista, haciéndola saltar y golpearlo fuertemente, lo que hizo que se estrellara contra un hotel, hubo 113 muertos. El accidente, y el hecho de que los vuelos eran demasiado caros, acabaron con el Concorde.



 

Anuncios




El prestige

17 01 2010

El 13 de noviembre del 2002, frente a la costa de la Muerte (Galicia), un petrolero monocasco, llamado Prestige, que llevaba 77.000 toneladas de petróleo, sufrió un accidente, que puso en peligro la integridad del casco. El valor neto de ese petróleo alcanzaba los 60 millones de euros.

Debido al peligro de rotura, y de que se produjera un vertido de petróleo, el petrolero fue remolcado a unos 250 km de la costa. La mala gestión del gobierno, así como la dificultad para negociar con el capitán del navío, que no quería que se perdiera el petróleo, imposibilitó que se pudiera alejar más, o que se pudiera solucionar de forma rápida la rotura.

El 19 de noviembre el barco se partió en dos a las 8 de la mañana, hundiéndose. Empezaron a aparecer las primeras manchas de fuel en la costa. El día 2 de enero del 2003, las manchas de combustible estaban a unos 50 kilómetros de la costa. No tardaron en alcanzarla, y provocó una de las catástrofes medioambientales más desastrosas, y el tercer accidente más caro de la humanidad, por detrás de la explosión del Columbia, y de Chernóbil, costando alrededor de 12 mil millones de dólares la operación de limpieza y sellado.

El 12 de diciembre de 2003, se decidió extraer el combustible que quedaba en las bodegas del Prestige, para evitar que se derramara aún más al mar. El 14 de septiembre de 2004, se dio por finalizada la tarea de extracción del fuel, a cargo de la empresa Repsol-YPF. Se extrajeron 13.704 toneladas, que  se vendieron en el año 2005 por 2 millones de Euros. Se estimaba que 1.000 toneladas más quedaban en el pecio y que se tratarán mediante un procedimiento de biodegradación. Según las estimaciones, este proceso acabará en el año 2020.

Por supuesto este terrible accidente trajo muchas consecuencias sociales y políticas, para empezar se produjo una marea de personas que fueron a ayudar en las tareas de limpieza del “chapapote”; se creó la plataforma Nunca Máis; y se iniciaron investigaciones a fin de aclarar el responsable de la catástrofe.

Probablemente la mayoría de los que tendrían responsabilidades nunca serán condenados, al tener muchas influencias, pero al menos espero que esto no se repita nunca más.





La muerte de Diana de Gales

17 01 2010

Diana Frances Spencer fue la primera esposa del príncipe Carlos de Inglaterra. Conocida como Lady Di y la “princesa del pueblo” y madre de Guillermo y Enrique.

El 31 de Agosto de 1997, falleció en un terrible accidente automovilístico en el interior de un túnel localizado en París, junto con su compañero Dodi Al-Fayed y el conductor del automóvil, Henri Paul.

Dos años después de su trágica muerte, en 1999, un juez francés concluyó, basándose los reportes oficiales, que el causante del accidente fue el conductor del vehículo, Henri Paul, quien, tras haber consumido alcohol y antidepresivos, perdió el control del vehículo tras acelerar para evadir a los paparazzi.

El padre de Dodi, Mohamed Al-Fayed, un millonario egipcio, dueño del hotel Ritz de París, ha estado muchos años intentando demostrar que la muerte de su hijo, y de la princesa de Gales, fue por una conspiración de la Familia Real Británica y el Servicio Secreto Británico. Sin embargo, las investigaciones en Francia, demostraron que eso no era cierto. Posteriormente, la Operación Paget, dedicada al esclarecimiento de la muerte de Diana, concluyó que la teoría de Al-Fayed no tenía base donde sustentarse.